Sintonía

Tren Expresso fue mi primer proyecto radiofónico en serio. Imaginad, una radio donde hasta entonces se estilaba el punk, el rock y el heavy mayoritariamente, y llega alguien a la radio diferente, a hacer algo diferente. Me lancé a los oyentes, en el distrito de Latina de Madrid, hablando en gallego y haciendo sonar muiñeira tras muiñeira, para dejar con la boca abierta al personal. la sintonía O tren de Andrés do Barro.

Como sección después nació El Furgón de Cola, y poco a poco el programa regional Tren Expresso fue invadido por entrevistas y entrevistas, así que para diferencial uno de otro, comencé otro programa, la sección convertida en programa, El Furgón de Cola, un programa de discografías y entrevistas – donde los entrevistados eran avisados previamente de que las tablas del viejo furgón estaban maltrechas y podían aparecer en el pub de abajo, una broma sin duda -. Sonotones, Niño Mandarina, Xavi Nuez, Kike Babas y Kike Turrón (los Kikes), el Montacargas y un largo etc, han pasado por el programa.

Pero también me propuse un ritmo de «a disco por programa» escuchar discografías de grupos que me gustaban (y&t, Joaquín Sabina, y con el último que estaba Judas Priest, que es el que me ha servido para dar comienzo a este Estación en Pruebas.

Sintonía del programa, en principio era Vida de Bunbury, una versión adaptada de Viure, original de Sopa de Cabra hasta que descubrí de Tapimán, El Rock del Furgón, temazo y encima corto en el minutaje, ideal para sintonía.

Ahora, en esta nueva etapa, quise recoger de mi banda favorita, Y&T, el tema God Only Knows, del álbum Endangered Species , como una clara referencia a lo que será de mi futuro, solo dios lo sabe, God only knows.

https://www.youtube.com/watch?v=ARfFD5VpimU

https://www.youtube.com/watch?v=BYa0UfsKF2w

https://www.youtube.com/watch?v=_dMfGTYNFE8

https://www.youtube.com/watch?v=kcaj-Nye5Ts

Estación en Pruebas

dieciséis años de radio, en una emisora libre. Siempre me dio igual tener o no oyentes, para mí, estar detrás de un micrófono fue y es un hobby. Tener algo que contar, escuchar y descubrir música. Me considero melómano desde los siete años. El cáncer me ha llevado de un estudio donde se fumaba a mi casa (una mesa de cuatro canales y un micrófono de 80 euros) y a seguir, proyecto nuevo pero con la esencia de lo anterior.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.