Capítulo VII. British Steel

Después de grabar su primer directo, la nueva obra de Judas Priest es lo que para mí y supongo, para muchos, se convierte en uno de mis favoritos. No me gustan las listas pero reconozco que este si podría estar entre los cinco primeros de haber hecho una lista alguna vez.

A la batería Dave Holland, el álbum es publicado el 14 de abril 1980 por CBS Records para Reino Unido donde alcanzó el puesto número cuatro de la lista de discos más vendidos – UK Chart – y el 4 de junio de ese mismo año, ya tenía el disco de plata (60000 copias vendidas). La revista Kerrang lo sitúa en la posición 12 de su lista de los mejores 100 británicos.

Columbia Records lo publica al mismo tiempo donde obtiene la posición 34 en los Billboard 200. Medio millón de copias en 1982 y el millón en 1989 que le supone disco de platino.

Yo lo tenía en cinta pirata, lo escuché de pequeño un millón de veces y este año me compré el disco original.

Se lanzan al mercado tres sencillos el primero Living After Midnight y el segundo Breaking the law se colocan en el puesto 12 de singles más vendidos, mientras que el tercero United se coloca en la posición 26.

En su remasterización de 2001 aparecen los temas Red, White & Blue, grabada en las sesiones del Turbo de 1985 y el tema en directo Grinder en el Long Beach, California.

Se vuelve a grabar en los Starling Studios debido a la satisfacción producida en el grupo por la grabación anterior, por ello Tom Allom también aparece en la producción del disco. Como anécdota cabe anotar que estos estudios son propiedad del Ringo Starr.

Para la gira inglesa contaron de teloneros a Iron Maiden y para la posterior gira en Estados Unidos estuvieron con Scorpions y Def Leppard como artistas invitados. Gran cartel.

Más de setenta conciertos les llevaron a terminar la gira en Nuremberg, Alemania el 23 de agosto.

Estación en Pruebas

dieciséis años de radio, en una emisora libre. Siempre me dio igual tener o no oyentes, para mí, estar detrás de un micrófono fue y es un hobby. Tener algo que contar, escuchar y descubrir música. Me considero melómano desde los siete años. El cáncer me ha llevado de un estudio donde se fumaba a mi casa (una mesa de cuatro canales y un micrófono de 80 euros) y a seguir, proyecto nuevo pero con la esencia de lo anterior.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.